3 sept. 2007

FIESTA DE LOS CAMPANOS EN ABIABA

Abiada es mi pueblo favorito de Cantabria, será porque mi abuelo era de allí, porque he pasado muy buenos ratos, por los recuerdos o simplemente porque es una zona preciosa.



Está situado debajo de la estación de Esquí Alto Campoo, para los que son asiduos a ésta, se llegaría enseguida al pueblo bajando por las antiguas pistas llamadas "los tubos", pasando por el "acebal", la fuente "la Prá", los invernales, puente "Torceda", ...
Este pueblo siempre ha sido el más popular y conocido de la Hermandad de Campoo de Suso. No en vano en la actualidad tiene tres bares (dos de ellos restaurantes), alojamientos rurales y caballos.

Ayer fue su día grande, ya que era el primer domingo de septiembre y como cada año desde 1.840, se celebra la Fiesta de los Campanos, que por otra parte, es una de las más populares y esperadas de la comarca campurriana. Fue declarada Fiesta de Interés Regional en 1962. Conmemora una antigua tradición en las zonas de pasto de montaña en Campoo. Los pastores que durante el verano se encargaban de cuidar el ganado de los habitantes de los valles en las brañas de los puertos, bajaban a final del estío el ganado desde esos pastos altos hacia los valles a la espera del otoño. En esta bajada a los pueblos, los pastores engalanaban al ganado con grandes campanos y con arcos con adornos florales en los cuernos para mostrarlo a sus amos. El ganado adornado pasaba por los pueblos de los valles en lo que se llama la "pasá". En este desfile ya tradicional participaban, además, los perros guardianes (habitualmente mastines) con carrancas y los carros de los propios pastores.




La jornada comenzó con los coros campurrianos del grupo "Ecos del Ebro" que amenizaron la misa de las 10 horas. La tradicional bajada del ganado se inició a las 12 horas, y fue acompañada de piteros, mozos y mozas del pueblo de Abiada y acompañantes, ataviados con trajes típicos. Tras "la pasá" del ganado se representó la "charla", otro de los atractivos de la fiesta, que consiste en una escenificación simbólica de un relato cotidiano del

pastor y la pastora, cuando éste regresaba después de pasar la
temporada estival en el invernal con el ganado. Para finalizar hubo varias actuaciones como la de una banda de gaitas, piteros y Almudena, una campurriana afincada en el pueblo y que tiene una voz impresionante.









¡ OS ESPERO EL PROXIMO AÑO !

No hay comentarios: