8 sept. 2007

CONVERSACIONES CON JESUSA




A principios de verano iba paseando por el pueblo de Entrambasaguas, el de Campoo de Suso, cuando me encontré sentada en un banco tomando el sol a Jesusa. Esta "moza" de 96 años es la abuela de un amigo, a la que hacía unos cuantos años que no veía. A pesar del tiempo transcurrido, al saludarla me reconoció sin problemas y enseguida entablamos una animada conversación, la cual derivó en una fantástica vuelta a su niñez, lo
que a ella le produjo un momentáneo rejuvenecimiento y a mi una sensación de bienestar y admiración.

Foto: Pico Cordel desde Entrambasaguas

Entre recuerdos familiares y de la escuela (incluida una poesía bien larga que se aprendió cuando tenía 6 años), me contó como vivían cotidianamente, de lo que destaco lo siguiente:

- La vida era muy dura y austera.

- Las familias tenían muchos hijos, entre otros motivos (no voy a entrar en valoraciones religiosas o culturales) había una gran mortandad infantil y hacía falta muchas manos para sacar una familia adelante.

- Desde muy pequeños echaban una mano en las labores de casa y del campo.

- Era una economía de mera subsistencia. Tenían gallinas pero no comían los huevos ya que los llevaban a vender a Reinosa y con ese dinero poder comprar aceite, maíz, manzanas, cacharros,...


También tenían alguna vaca de la raza tudanca (autóctona de esta zona, muy bonita y rústica, pero que da poca carne y menos leche) y las familias más pudientes, ovejas, cabras o abejas.


Foto: Vaca tudanca





Principalmente sembraban patatas, trigo, berzas y arbejas, y recogían la hierba para dar de comer al ganado en invierno.


Foto: Hierba secándose



Pero lo que más me llamó la atención fue el menú diario:

- Desayuno: PULIENTAS CON LECHE.

Es una masa hecha con borana (harina de maíz) y agua. Se echa la borona a un puchero con agua hirviendo y se revuelve constantemente para que no se hagan brumos hasta que espese.


- Almuerzo: TOCINO CRUDO Y PAN.




Foto: Recreación de una cocina antigua






- Comida: ARBEJAS CON TOCINO(un poco) Y BERZAS O PATATAS COCIDAS CON TOCINO, CHORIZO O CARNE (nunca los tres juntos y en pequeñas cantidades, ya que el chón tenía que durar todo el año) Y PAN.


Foto: Plantas de patatas


Cuando era fiesta, se podían sustituir las arbejas por garbanzos (más tiernos y gordos que las arbejas).


- Cena: PATATAS COCIDAS CON TOCINO, CHORIZO O CARNE , PAN Y LECHE.


Salvo los niños muy pequeños, los demás comían directamente de la puchera o perola.


Como se puede comprobar no es una dieta ni equilibrada ni variada ni sobre todo abundante, pero es lo que había y con ello tiraban para adelante y algunos/as han podido cumplir por lo menos los 96 años y esperemos que unos cuantos más, que todavía Jesusa nos tiene que contar más historias.

No hay comentarios: