13 dic. 2011

LLEGAN LAS TÉMPORAS DE INVIERNO

El miércoles 14, viernes 16 y sábado 17 son las témporas de invierno, por lo que ya sabéis, a esta atentos de cómo hace esos días y que viento sopla.

Los amigos del Grupo de Montaña ORZA de Los Corrales de Buelna, me han mandado esto de las témporas que está muy bien.

“LAS TEMPORAS
Como casi siempre, parece que el tiempo anda “revuelto”, unos miran las predicciones de la Agencia de Meteorología, otros las de ésta o aquélla página web, no faltan quienes hablan del Zaragozano, y en nuestra tierra……que si las témporas para aquí……..que las témporas para allá…..pero, ¿sabemos qué son las témporas?.....la verdad es que muchos “hemos oído campanas……peeero……ni puñetera idea”, así que le hemos dado al manubrio para buscarlas en el oráculo actual…….Internet……y allá va la despedida, ya lo dijo Gila……”todo esto depende….. del tiempo que haga”……y acertó.

Predicción meteorológica según las Témporas

Cálculo de las Témporas
Popularmente, especialmente en el norte de España, se han empleado las témporas para tratar de predecir el tiempo que hará en cada una de las estaciones siguientes a las témporas correspondientes. A pesar de que los días de témporas son los mismos en todas partes, la interpretación que se haga difiere mucho de un lugar a otro.

Para la predicción meteorológica, se calculan las témporas del siguiente modo:

• Témporas de Primavera (o Primeras): Son el miércoles, viernes y sábado de la segunda semana de Cuaresma.
• Témporas de Verano (o Segundas): Son el miércoles, viernes y sábado de la primera semana después de Pentecostés.
• Témporas de Otoño (o Terceras): Son el miércoles, viernes y sábado siguientes al 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Santa Cruz. Si este día cae en miércoles, entonces las témporas serán el miércoles, viernes y sábado de la semana siguiente.
• Témporas de Invierno (o Cuartas): Son el miércoles, viernes y sábado siguientes al 13 de diciembre, día de Santa Lucía. Si este día cae en miércoles, entonces las témporas serán el miércoles, viernes y sábado de la semana siguiente.

Observación y predicción

Para la predicción meteorológica, deberemos observar el tiempo que hace en las témporas correspondientes. Debe tenerse en cuenta, más que los meteoros puntuales como lluvia o sol, la dirección del viento, el encapotamiento del cielo y también pueden tenerse en cuenta fenómenos fenológicos (es decir, aquellos que afectan a animales y plantas según el tiempo meteorológico). A partir de aquí, la predicción se hace de diferente manera según las zonas.

Los dos métodos de predicción más habituales son:

1.- Basada en el viento: La estación siguiente a las témporas tendrá como viento predominante aquél que haya sido el predominante durante sus témporas (hay quien observa únicamente la dirección del viento a las 00.00 horas de cada día de témporas). Dependiendo del efecto que el viento predominante tenga en cada zona, ese será el tiempo que hará durante la estación, de manera general. Ejemplo: Durante las témporas de Invierno observamos que el viento predominante es del sur. Si en donde nosotros vivimos el viento del sur trae habitualmente aire seco y cielos despejados, podremos pronosticar un invierno seco.
2.- Basada en la observación independiente de cada día de témporas: Según este sistema, observaremos el tiempo que hace en cada día de témporas. Cada mes de la estación siguiente tendrá el mismo tiempo que cada uno de los días de témporas respectivos. Ejemplo: Durante las témporas de Verano observamos que el miércoles llueve y hay viento sur cálido, el viernes deja de llover y continúa el viento sur, y el sábado sube mucho la temperatura y el cielo está despejado. Con esto, el primer mes del verano será, en términos generales, húmedo y cálido(como lo fue el miércoles de sus témporas). El segundo mes descenderá la humedad y continuarán las temperaturas cálidas, como el viernes de sus témporas. El tercer mes del verano será muy seco y caluroso, como lo fue el sábado de sus témporas.

A pesar de que es un método basado en la superstición, se trata de un método popular que tenía gran importancia en el campo. Es importante conocer si durante la época de vendimia helará, porque en ese caso, habría que adelantarla para no perder la producción. O si la primavera será húmeda para decidir el tipo de cultivo.
A diferencia de otros métodos populares (como por ejemplo, las cabañuelas, que tienen en cuenta días fijos y continuados) en realidad las témporas son fijadas cada año según el calendario lunar, utilizándose referencias religiosas sólo para facilitar su cálculo, sin ninguna influencia mágica o sobrenatural.

Crítica

Desde el punto de vista científico, las témporas carecen por completo de sentido a la hora de obtener predicciones sobre el tiempo meteorológico, por los siguientes motivos:
• No es posible realizar una predicción correcta basándose solamente en el estado actual de la atmósfera en un lugar concreto, ya que el tiempo no evoluciona de forma independiente en unos sitios de otros. Hay que tener en cuenta que la atmósfera es un sistema caótico, por lo que cambios pequeños en lugares remotos pueden acabar teniendo efectos muy grandes en la meteorología local. Estudios rigurosos demuestran que la capacidad de predecir con una estación de antelación depende del estado del océano (especialmente el tropical).1
• Los días prefijados para las mediciones son totalmente arbitrarios. La creencia frecuente de que el calendario litúrgico está relacionado con la meteorología no tiene ninguna base.
La persistencia de la creencia en la efectividad de las témporas se debería, por tanto:
• A la tradición y otros motivos culturales, como la necesidad que han tenido todas las culturas de predecir el tiempo, que ha llevado a tradiciones como el Día de la marmota y almanaques como el Calendario Zaragozano.
• A la falta de precisión en las predicciones, que incluyen términos tan difusos como "calor sano". Así, las predicciones obtenidas de las témporas permiten margen de error tan amplio que, independientemente del tiempo que finalmente haga, es difícil que pueda considerarse que "han fallado".
• A que las predicciones son generalmente a un plazo lo bastante largo como para que el público en general las haya olvidado para cuando realmente ha pasado el periodo de la predicción.

Así, ningún centro meteorológico serio utiliza ni las cabañuelas ni las témporas como apoyo a sus predicciones, por serles totalmente inútiles.2 Aunque las témporas tienen valor como tradición y son parte de nuestro patrimonio cultural, no existe ninguna evidencia que sustente el uso de las témporas como un sistema de predicción estacional fiable.
La meteorología realiza predicciones a partir de principios físicos básicos, formulados mediante ecuaciones complejas que se resuelven en ordenadores de última generación. La sociedad dedica grandes cantidades de dinero a mantener centros de predicción numérica, sensores meteorológicos en superficie, barcos oceanográficos, boyas, radiosondeos verticales, satélites y otros sistemas de medida. Gracias a ello, los pronósticos del tiempo son cada día más precisos, facilitando la protección social ante eventos meteorológicos adversos. En resumen, la meteorología es una ciencia y las témporas son una superstición, a pesar de su arraigo y demanda populares. Fuente: Wikipedia “

Cierto es que las predicciones metereológicas actuales han mejorado muchísimo y son muy fiables, pero yo le sigo dando bastante importancia a esto de las témporas, sobre todo a nivel local y aquí en Cantabria, debido a la importante influencia que tiene en esta región la dirección del aire que predomine. Además es una tradición muy bonita y arraigada que no debe perderse.
Por eso voy a hacer un esfuerzo y las voy a seguir esta vez, haber si acierto, os animo a hacer lo mismo.

No hay comentarios: