14 jul. 2017

LA NUEVA ETAPA DE MI VIDA

Me gustaría compartir este momento contigo.

Mis problemas visuales se remontan a más de 34 años, pero, han sido sobre todo los 4 últimos cuando la situación ha sido ya tan grave que apenas veía. El ser ciego o tener una deficiencia visual grave, es una de las múltiples situaciones con las que nos podemos encontrar a lo largo de nuestra vida, nos puede pasar a cualquiera y en cualquier momento. Es una gran “putada”, a la que tenemos que hacer frente con valentía y entereza. Pero con el apoyo de nuestros seres queridos, la ONCE y la comprensión de la sociedad, se puede llevar una vida muy normalizada y feliz.

Las barreras más difíciles de solventar suelen estar en nuestra mente, por desgracia las levantamos nosotros mismos y somos cada uno, los que las tenemos que derribar. Las arquitectónicas y sociales, con dinero y educación, poco a poco se van eliminando, aunque queda todavía mucho por hacer.

Hace un mes fui operado por el equipo del doctor Jaime Etxebarria en el Hospital de Cruces, en Barakaldo. Ha sido una operación muy novedosa (solo la hacen ellos en España y ha sido la tercera) y compleja. Con lo cual te puedes hacer una idea de la dificultad. Aunque todavía me queda una larga recuperación de tres meses en la que pueden surgir complicaciones. De momento va bien y tanto el doctor, mi “enfermera particular” y yo, somos optimistas. ¡La esperanza no hay que perderla nunca!.  

No se si te puedes llegar a imaginar lo emocionante que es poder volver a ver la cara de las personas que quieres, salir a la calle solo (sin que sea una aventura), ver lo que comes, los colores, el mar, la televisión, poder leer, etc. También te comentaré tres cosas muy curiosas, el comprobar como han cambiado los sobrin@s, el poner cara a personas a las que solo conocía por la voz y poder manejar el móvil sin la ayuda sonora, deslizando un dedo como tú (los teléfonos inteligentes ya me pillaron sin ver).  

A pesar de esta buena noticia, tienes que saber, que sigo teniendo mis limitaciones visuales.

Quiero aprovechar este momento, para agradecer a todas aquellas personas que me habéis acompañado y ayudado de una manera u otra en esta dura etapa de mi vida, pero destacando por encima de todas a la fantástica compañera de viaje que me acompaña desde hace 18 años, sin ella, nada hubiera sigo igual.  

En esta nueva etapa de mi vida, pretendo disfrutar de las pequeñas cosas junto a las personas a las que quiero y aprecio. Además me gustaría  seguir a portando mi granito de arena en la defensa de las abejas y del medio ambiente. También espero no quedarme impasible ante situaciones injustas, en las que considere que puedo hacer algo (como fue el traslado de oftalmología del H. de Valdecilla al H. de Liencres). 

Si has leído esto hasta el final y te has emocionado un poquito o reflexionado, quiero que sepas, que si tú quieres, cuento contigo para esta nueva etapa de mi vida.

Si te sirve, a mi me  ayuda mucho repetir al levantarme estas dos frases: 
 
  “NO TE RINDAS NUNCA”  y “QUIERO, PUEDO Y ME LO MEREZCO”
 Carlos Javier Valcuende de Cos

 

 

No hay comentarios: